Vol. 6, Núm. 11 (2015)

Aprendiendo juntos, enseñando juntos. Memorias, experiencias, perspectivas

La comunidad de los Hermanos de las Escuelas Cristianas nació en Francia al final del siglo XVII, comprometida con la educación cristiana de niños y jóvenes que no tenían acceso a una educación de calidad. Su proyecto fue evolucionando lentamente, a lo largo de cuarenta años, gracias al liderazgo de su Fundador, Juan Bautista de La Salle, y de un grupo de Hermanos-Maestros conscientes de atender las necesidades reales de una generación que debía prepararse inmediatamente para el mundo del trabajo.

Con las escuelas cristianas, desde su originalidad lasallista, se dio inicio en el mundo occidental a una sistematización de la enseñanza simultánea, a una nueva comprensión de la persona del niño y del joven y, sobre todo, a una revalorización de la vocación del educador. Este itinerario quedó finalmente plasmado en la Guía de las Escuelas, cuya primera edición de 1720 todavía no ha sido suficientemente estudiada por los especialistas de la historia de la Pedagogía.

En este Número 11 de nuestra Revista Digital de Investigación Lasaliana, de Noviembre 2015, iniciamos un conversatorio entre la memoria de nuestro itinerario, las experiencias y las perspectivas que se han ido tejiendo en más de trescientos años. Como nos recuerda Paulo Freire, los educadores estamos llamados a revisitar nuestra experiencia con el fin de conseguir nuevas preguntas que dinamicen nuestra manera única de colaborar en la construcción de un mundo nuevo:

La cuestión central que se nos ofrece, educadoras y educadores, en […] nuestra formación permanente, es cómo, del contexto teórico, tomando distancia de nuestra práctica, extraemos de ella el saber que encierra. La ciencia que la funda. En otras palabras, es como del contexto teórico ‘tomamos distancia’ de nuestra práctica y nos tornamos epistemológicamente curiosos para entonces aprehenderla en su razón de ser (Freire, 2010, p. 108)[1].

Los artículos que ofrecemos en este número nos invitan a renovar nuestro compromiso en ser reflexivos en la práctica como un ejercicio permanente de formación. Asumiendo el itinerario de los primeros Hermanos, seguimos atentos en construir una experiencia escolar sostenida gracias a la presencia de una comunidad de asociados, de educadores cristianos, reunidos en torno a un proyecto común, que se sigue renovando para atender nuevas y urgentes necesidades.

El Editor


[1] Freire, Paulo. Professora sim, tia não. Cartas a quem ousa ensinar. São Paulo: Editora Olho d’água. 2010.

Tabla de contenidos

Paul Aubin
1-49
Mary Rangel
PDF
50-59
Oscar Velázquez Herrera
PDF
60-71
María Belén Elía
PDF
72-76
Tiowa Vénance Kienou
77-82
María del Carmen De Urquijo Carmona
PDF
83-90